El diseño web. Más allá del buen gusto

El diseño web. Más allá del buen gusto

Hablar de diseño, cada vez se hace más complicado…

Me he decidido a contar lo que un día un diseñador me trasladó en cuanto al diseño web. Todo surgió después de que le propusiera escribir en su blog de diseño artículos relacionados con el mundo del diseño web y la experiencia de usuario, el responsable me trasladó su respuesta negativa por correo electrónico y me comentó:

Hace tiempo que dejamos de escribir en el blog sobre diseño web, concretamente con la llegada del RWD (responsive web design) donde nos vemos encorsetados a diseñar siguiendo unas pautas de usabilidad. El diseño web, ya no es diseño.

Por un momento me sentí sin argumentos para rebatirle que el diseño web, también era diseño, pero me repuse después de la respuesta y estuve varios días dándole vueltas acerca de lo que era diseño y lo que no era, por un lado llegué a comprender su posición, pues provenía de bellas artes un lugar donde el arte tiene la libertad de plasmarse como quiera.

Realmente no le rebatí, pues creí que no era momento de entrar a analizar acerca de lo que es y no es, pero me gustó el tema, y por ello quiero traer mis conclusiones a este artículo:

El diseño web, es diseño, como su propio nombre indica, pero este diseño debe entenderse en la línea de que cualquier usuario deba ser capaz de comprenderlo, sin necesidad de un guía o un intérprete… ¿cuantas veces hemos ido a una galería de arte, sin un guía, y no hemos comprendido nada? He aquí la respuesta, el mundo de la web, es un mundo donde el diseño debe estar centrado en el usuario, más que nunca cuando queremos ofrecer un producto o servicio, pues esto es clave para que un usuario pueda convertirse en un consumidor.

Es cierto, que diseñar cada vez se hace más difícil, no tenemos un lienzo con las dimensiones que queramos, tampoco podemos ubicar los elementos como más nos guste, sino que tenemos que pensar en que todo debe encajar en armonía para que haya una experiencia de usuario grata. Un botón aquí, o allá puede suponer que un botón funcione o no.

¿Te puedes considerar un creativo? ¿un artista? Claro que sí, puedes innovar, tener ideas y plasmarlas siguiendo los criterios y patrones de usabilidad, hay millones de sitios creativos que cuentan con la misma limitación que tú, y esa limitación no es otra que la experiencia de usuario.

Como decía, la web no es un lienzo donde dibujas y coloreas como quieres, sino que debes respetar los principios del diseño web:

  • Balance – Es el equilibrio que debe existir entre los diferentes elementos que componen la página. Imágenes y texto, elementos grandes y pequeños, zonas oscuras y claras, etc., deben estar balanceadas de forma tal que la página no solo resulte atractiva, sino que además logre enfocar la atención del usuario sobre aquellos elementos que nos interesa que lo haga.

 

  • Contraste – El contraste es una forma de distinguir los elementos que deseamos resaltar. Diferencias en la tipografía, diferencias en las formas (círculos, cuadrados, rectángulos, etc.), diferencias de tamaño (una imagen más grande con otras más pequeñas, por ejemplo), texturas y fondos diferentes, etc., son algunos de los contrastes que pueden emplearse para enfocar la atención del usuario sobre los elementos más importantes de la página

 

  • Enfásis – Es una forma de distinguir algo dentro de un elemento. Un ejemplo de esto es lo que sucede con este texto, donde los títulos se encuentran resaltados así como algunas palabras o frases, de forma que facilita la comprensión de lo que se quiere transmitir.

 

  • Repetición o ritmo – El ritmo o repetición es una forma de establecer patrones con los que se ordenan los elementos de la página. Si los elementos de una página web siguen un patrón determinado, es mucho más sencillo para las personas comprender el contenido y acceder a la mayor parte del mismo en poco tiempo. Este punto es clave para mantener la usabilidad del sitio.

 

  • Proximidad o unidad – Este concepto se refiere a colocar juntos o próximos los elementos que estén relacionados, formando unidades visuales que brindan coherencia al contenido de la página.

 

Sé que este tema dará mucho que hablar, así que ¿por qué no empiezas a comentarme aquí abajo?

11 Comentarios
  • Eduardo
    Publicado a las 16:50h, 12 diciembre Responder

    Pero es que el diseño NO es arte. El diseño web tampoco. Y el que no quiere, no puede o no le gusta diseñar con restricciones (en mi humilde opinión) pobre diseñador es. Son precisamente las restricciones las que le ponen un marco al diseño que hace que tenga sentido. Y por suerte, a pesar de la usabilidad, aún hay mucho espacio para diseñar cosas nuevas y bellas, e innovar. Y quien no piense así, pues eso, mejor se dedica a otra cosa 😉

    • José Luis Soler del Toro
      Publicado a las 18:25h, 12 diciembre Responder

      Totalmente de acuerdo Eduardo, en España confundimos diseño con arte, y es ahí donde surgen este tipo de problemas. Gracias por compartir tu punto de vista. ¡Un saludo!

  • Charly
    Publicado a las 17:11h, 12 diciembre Responder

    El diseño web por supuesto que es diseño. Y al igual que otras disciplinas como el diseño editorial, el diseño de carteles o el diseño corporativo el soporte donde vas a plasmar el diseño es parte fundamental de este. Así que diseñar para una pantalla digital es igual que hacerlo para un cartel de 50×70 o un libro de 20×20. Son restricciones propias del medio para el que vas a diseñar y un punto a tener en cuenta dentro del proceso de diseño.

    • José Luis Soler del Toro
      Publicado a las 18:28h, 12 diciembre Responder

      Estoy contigo Charly, el diseño web es diseño, y además es diseño centrado en el usuario. Gracias por pasarte por aquí. Espero verte pronto de nuevo. ¡Un saludo! 🙂

  • Edgar Alexander
    Publicado a las 19:00h, 12 diciembre Responder

    Estoy de acuerdo con Eduardo, ciertamente aquel diseñador se creía más artista que otra cosa, o era su forma de decir “yo vengo de trabajar con medios tradicionales y no entiendo lo demás” y aún así está equivocado, ya que el concepto diseño no se limita únicamente al visual sino a cualquier proceso creativo donde se esté proponiendo algo con una finalidad y función no subjetiva.

    Así, uno puede diseñar comida o con comida incluso, se puede diseñar planos arquitectónicos, carros o infraestructuras de servidores, cada uno de estas disciplinas con sus reglas y limitantes.

    Por lo mismo el diseño gráfico, como disciplina conlleva un limitante, la estética visual y funcional, las 2 una sin la otra no existe, dentro de la disciplina reitero, porque hay quienes pueden usarlas por separado. El medio por donde se propaga el diseño gráfico tiene sus límites, así como de poder estéticamente diseñar un libro con hojas hierro en un escenario de, publicidad, arquitectónico o industrial, puede tener un gran impacto visual, pero no seria funcional en el escenario editorial ya sea por costes o por experiencia de uso, tamaños, tipos de tintas, etc y no por eso deja de ser un diseño.

    Los que somos diseñadores de profesión estudio y pasión, cuando asumimos el rol web, nos encontramos sólo con otras limitantes como en cualquier medio, donde sabemos que nuestras obras de arte (si en algún momento para alguien lo es) no son pensadas para uno mismo sino para una audiencia, con un fin específico y funcional y aparte de eso, sino impacta visualmente algo se hizo a medias, aunque este impacto visual no sea explícito y termine reflejándose en conversiones en el caso de un buen CTA.

    En fin, como conclusión, no debes alarmarte, los buenos diseñadores, los del terreno y experiencia digital, te van a contestar que ese diseñador, website o lo que sea, de diseño no saben nada. “Abraza los límites y serás un creativo libre”.

    Apunte final: Si estoy de acuerdo con algo de ese “diseñador” y es que el RWD vino imponiendo una tendencia framework, en la que el uso de bootstrap o etc, con temas ya predefinidos, han hecho creer que de nada sirve un diseñador y que el frontend ya se vale por si mismo para crear páginas sin almas unas muy iguales a otras, así como creer que patrones de diseño significa plantillas incambiables o estudios específicos de diseño sirven universalmente como reglas, léase hipervínculos azules que le funcionan a Google, botones flat o tipos de fuente serifadas excluidas de la web por conceptos css2.1.

    Si necesitas asesoría en artículos de diseño web por uno que lo practica, a la orden, mi twitter: @g3kdigital.

    • José Luis Soler del Toro
      Publicado a las 19:12h, 12 diciembre Responder

      ¡De diez Edgar! Suscribo totalmente tus palabras. Gracias por pasarte por aquí a comentar. Espero volverte a ver pronto. ¡Un abrazo amigo!

  • Ana
    Publicado a las 13:54h, 14 diciembre Responder

    No soy diseñadora y por eso a mi no me cierra tanto el que se diseña “sin importar para donde” (pantalla, papel, etc). Les cuento mi experiencia, para sumar mas al debate: soy parte del equipo responsable del rediseño de un sitio web institucional gubernamental que tiene más de 100mil contenidos y sigue sumando. Los contenidos están pensados para diseños anteriores por lo que como parte del trabajo de integración y colaboración entre áreas solicitamos al equipo de diseñadores (no web) de la institución que elaboraran un diseño para modernizar esos contenidos…una especie de “maquillaje” del sitio. Y no mucho mas (por falta de tiempo, presupuesto, etc.). Luego de 1 mes de intensisimo debate no logramos que comprendieran que el diseño se tiene que adaptarse a lo que hay y no al reves. Además de llevar la tipografía a color azul (que no es clicleable), desconocen por completo como funciona el gestor de contenidos que sostiene al sitio y por tanto, no aceptan alteraciones en el diseño. Alteraciones que son necesarias porque los mismos contenidos y bases de datos no soportan el diseño planteado. No son novata en proyectos web, por eos si tengo que resignar diseño por funcionalidad no me tiembla el pulso. Pero estamos estancados porque los diseñadores consideran que la funcionalidad debe adaptarse a lo planteado.

    • Edgar Alexander
      Publicado a las 13:25h, 20 diciembre Responder

      Hola Ana, me disculpo en nombre del buen profesional del diseño, porque como también puede pasar con los ingenieros, la razón de ese caso tuyo es la falta de visión, pasión y sobre todo desconocimiento. Es culpa de universidades que siguen en muchos casos estancados, no digo q en la teoría sino en la práctica, por lo general los estudiantes no tienen una visión global y aterrizado, sino académicamente ideal de como debe ser el mundo.

      Aunque apunto, y créeme, yo he sido gestor de contenidos y tengo domino de lenguajes Html5, CSS y JS. Se que tan limitante son en apariencia los CMS y los LMS, pero una vez aprendes a hacer modificaciones estructurales y de apariencia se concilia mucho en el diseño aunque ‘parescan’ imposibles. De hecho te invito a mirar mis experimentos en codepen.io/g3kdigital y si tienes un ingeniero conocido pregúntale si el tiene idea de como réplicar lo que está allí o si es tan sencillo de hacer (te aseguro q lo es) y sabrás falta o tenencia de visión.

      Sigue exigiendo, 1ro la función y luego la forma en coherencia para todo, opino lo mismo de Charly el problema fue tal vez de falta de un buen briefing o con también he visto, el diseño de lo que está alrededor (menús, columnas, colores, etc) es tan feo, que aunque se diseñe un buen contenido este tiene un reto gigante para no desentonar y aún así ser generar impacto visual.

  • Charly
    Publicado a las 12:04h, 16 diciembre Responder

    Hola Ana, muy interesante el caso que nos expones. Bajo mi punto de vista considero que un diseñador cuando recibe un encargo ha de saber que requisitos vienen establecidos y respetarlos. Siempre se pueden plantear sugerencias y cambios respecto del briefing inicial pero siempre bajo una sólida justificación y en pro dar una mejor solución al proyecto. En el caso que comentas me da la sensación que el equipo de diseño no está proponiendo una solución ajustada al planteamiento inicial y creo que eso no forma parte de un buen proceso de diseño. Conocer el medio es fundamental y si no conocen el entorno web difícilmente puedan llegar a un buen resultado. En este caso creo que deberían hacer un esfuerzo añadido por conocer todos los factores que intervienen en el proceso proyectual y lógicamente esto les va a “limitar” a la hora de trabajar.

  • Mario Martín
    Publicado a las 09:54h, 20 diciembre Responder

    Creo sinceramente que el arte no tiene nada que ver con el diseño. Pueden producirse situaciones en las que puedan coincidir o acercarse pero de forma circunstancial. Estos encuentros, de producirse, en ocasiones son brillantes pero tanto el arte como el diseño pueden recorrer caminos no coincidentes y no debemos preocuparnos por ello dado que son disciplinas diferentes y ya digo que esto no es malo sino claramente beneficioso tanto para artistas como para diseñadores y usuarios o espectadores.

    El arte no tiene que tener más límites que la imaginación del autor, no ha de tener más fronteras que la capacidad del autor para expresarse o la del espectador para asimilar el mensaje aunque esto último no lo considero necesario (creo firmemente en que existe el arte sin espectadores). En cambio el diseño es la solución a un problema existente y ha de basarse en la utilidad por lo que ha de estar delimitado por unas circunstancias o premisas como son el problema o situación que se desea resolver. El diseño ha de tener usuarios y dar respuesta a situaciones, encontrar una utilidad en su resultado que beneficie a un público. El diseño web es una disciplina en la que se combina tecnología y creatividad dentro de un marco concreto y con un público objetivo más o menos específico. Estas restricciones pueden parecer excesivas para alguien con un propósito meramente artístico (totalmente válido, por supuesto) pero toda esa cantidad de premisas a tener en cuenta no hacen más que el reto a abordar sea más que interesante y retador.

    Nadie dijo hacer frente todo esto fuese a ser fácil, ¿verdad? 😀

  • Luciana
    Publicado a las 18:48h, 31 octubre Responder

    Muy buena la comparación de ir a una galería de arte y no entender nada, me pasó! Muy buen artículo! Claro y fácil de entender.

Publica un comentario

¡Ey Uxer!

Cookies Supongo que ya lo sabías pero en nuestra web utilizamos cookies para ofrecerte una buena experiencia de usuario. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
Aviso de cookies